hidroterapia masajes

TIPS para aliviar el dolor lumbar

El dolor lumbar es cada vez más común, generalmente en personas de entre 30 y 60 años. Las causas pueden ser varias, la más común es la distensión muscular. Esta se puede ocasionar al levantar algo pesado de forma incorrecta, al realizar un movimiento brusco, por un mal hábito postural… lo correcto en estos casos es revertir lo que estamos haciendo mal para no empeorar el dolor y tomar hábitos que nos ayuden a reducirlo. Si el dolor es muy grave, siempre nos puede ayudar algún antiflamatorio, siempre consultando antes con nuestro médico.

La hidroterapia y los masajes

Por un lado, para reducir a corto plazo el dolor y que sea más llevadero, encontramos los tratamientos de hidroterapia. Lo más recomendado es realizar actividad en el agua, ya que nuestro cuerpo pesa menos. La natación y todas sus variantes, y los ejercicios en piscina en general, aportan grandes avances a los problemas de espalda en general, y de lumbares en particular. Eso sí, estos ejercicios deben realizarse siempre bajo la supervisión y corrección de un profesional que se asegure que los estamos realizando correctamente para que tenga un efecto positivo y no por el contrario, negativo.

Columna de hidromasaje, una opción para dolores crónicos

Dentro de la hidroterapia, cabe destacar los masajes con agua, que ofrecen un gran efecto relajante ante dolores lumbares crónicos. Si es tu caso, quizás te merezca la pena la instalación de una de estas columnas hidromasaje. No son ni más ni menos que unas columnas que se instalan en la pared de la ducha y efectúan disparos de agua programados.

Si estamos ante dolores agudos y de gran fuerza, quizás los masajes de una de esta columnas no provoquen un gran efecto y ya tengas que acudir a un centro de hidroterapia donde recibas masajes más específicos. En este caso, lo mejor es acudir a un fisioterapeuta y pedir consejo. Una buena solución sería recibir masajes físicos combinados con los hidromasajes.

dfjd1

EL EJERCICIO FÍSICO, EL MEJOR ALIADO

De estos 10 consejos para combatir el dolor lumbar, la mayoría están relacionados con el ejercicio físico o con los hábitos saludables. El ejercicio físico, tal como la natación, el running o simplemente caminar, está enfocado a tonificar los músculos lumbares para que mantengan de forma continua una posición correcta. Es necesario que antes de hacer ejercicio, calentemos correctamente los músculos para evitar agravar o crear una nueva lesión. En el caso del running, es recomendado hacerlo por camino y con un calzado que proporcione una correcta amortiguación, para que los impactos no perjudiquen las lumbares. Otros ejercicios como el yoga o el pilates, con su popular postura de tumbarse con las piernas en alto, pueden resultar también muy efectivas para reducir el dolor lumbar, casi tanto como un baño de hidromasaje diario.

 

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *