vinedos_tecnologia1

Nuevas tecnologías vs cambio climático

Sin duda, el avance tecnológico es visto para muchos como herramienta de esperanza. Todos respiran un soplo verde: enfermos, parados, docentes… ¡Incluso la madre naturaleza! Las nuevas tecnologías se presentan como un camino de esperanza para la solución de los principales problemas de la humanidad. Quizás parezcamos ingenuos pensando que la tecnología podría cambiar las bases del mercado, o de la industria, e incluso ser la solución al cambio climático… pero sin duda que con una adecuada gestión tanto política como legal, la tecnología, internet y la informatización digital pueden reducir significativamente el desgaste que nuestro planeta está recibiendo, en parte por una mala utilización de los recursos.

Sin lugar a dudas, el cambio climático es un hecho y cada vez lo vemos más. No hace mucho llegaba el invierno, se anunciaba como una llegada tardía pero esperada. ¿Por qué tardó tanto el invierno? Ya no es sólo eso, cuando parecía que en España las nieves ya solo eran para el norte, nos encontramos con una ola de frío en Albacete que deja temperaturas de -26 grados. Todo apuntaba a que íbamos a tener un invierno muy frío y además largo.

En cambio, ahora nos encontramos un par de meses después con una Semana Santa veraniega. ¿Tan poco nos ha durado ese largo invierno? No hay duda, algo le pasa al tiempo, personas mayores aseguran no haber visto en toda su vida tanta irregularidad como la que hay ahora, y dicen que de seguir así, algo pasará.

El open data y la contribución al cambio climático: el uso del denominado ‘big data‘ por parte de las administraciones públicas para conocer realmente las necesidades generales de la ciudad, están dando lugar a las ciudades inteligentes. La inteligencia artificial tiene un claro enfoque moderador, y sin duda se puede utilizar para condicionar el comportamiento que se espera de los ciudadanos. Por ejemplo, en una ciudad inteligente el tráfico se podría regular según los comportamientos reales de los vehículos. Con la llegada de las ciudades inteligentes informatizadas, sin duda las administraciones tendrán en su mano el poder para contribuir a la ralentización del cambio climático.

 

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *