balance-11

Cómo hacer un balance calórico

Seguramente te sientas intrigada por cual es la clave para perder peso. Habrás leído en algún lugar que para adelgazar hay que hacer deporte en ayunas o el directamente no comer, pero el secreto para perder peso reside en el balance calórico, sin dejar de lado la actividad física, claro está.

Primero de todo empezaremos explicándote que es el balance calórico y cómo sacar partido de él para así poder llegar a tu peso ideal.

El balance calórico es la diferencia de calorías que “entran” en nuestro cuerpo (comiendo/ingiriéndolas) y las que “salen” mediante la actividad física, que, como es obvio, es necesaria para tener un buen balance calórico.

Todas las calorías son iguales, al menos si lo miramos desde el punto de vista de adelgazar, o en el peor de los casos, engordar. Se define la caloría como la cantidad de energía calorífica necesaria para elevar la temperatura de un gramo de agua pura en 1 °C. Un profesor americano, llamado John Cisna, quiso demostrar a sus alumnos que es posible bajar de peso controlando las calorías ingeridas independientemente del tipo de comida que decidamos comer. Dicho profesor estuvo 3 meses desayunando, comiendo y cenando en un McDonald’s de su localidad en Iowa, Estados Unidos. Al finalizar este periodo de tiempo Cisna consiguió adelgazar 17 kilos, pero no lo hizo de manera saludable, que ahora nos dispondremos a explicar el porqué.

Si únicamente nos enfocamos en perder grasa corporal, ajustando macronutrientes y kilo calorías ingeridas, finalmente lograremos perder masa corporal, en otras palabras, perderemos peso, pero no será de manera saludable, ya que si intentamos consumir un número determinado de kcal, por ejemplo, 1500 kcal, de alimentos procesados o bollería, notaremos una sensación de hambre muy temprana lo que hará que tendamos a comer más para saciar nuestro apetito. A esto se le llama “calorías vacías”, es decir, alimentos que aportan muchas calorías pero con muy pocos nutrientes como vitaminas y minerales.

Un paquete de 4 donuts contiene aproximadamente unas 1000 kcal, lo que equivale calóricamente a una cantidad de 17-18 huevos duros. Como es obvio, el ser humano tiende al camino fácil, y planteándonos esta situación, es más fácil y rápido comerse 4 donuts que 17 huevos duros. Esta es la razón por la que debemos controlar las calorías que comemos pero también recomendamos prestar atención a qué tipo de alimentos vamos a digerir, ya que nuestro organismo está diseñado para procesar mejor alimentos frescos, orgánicos o integrales que alimentos procesados.

Hoy en día consumimos menos calorías que 50 años atrás, sin embargo, la población con problemas de obesidad y de sobrepeso está en aumento, esto se debe al sedentarismo. Un estudio reciente afirma que el sedentarismo es más culpable en la obesidad de los españoles que la propia dieta.

En conclusión, como ya hemos mencionado anteriormente, debes tener en cuenta las calorías del alimento que vas a ingerir, pero antes de eso, prestar atención a qué tipo de alimento es para que aporte la mayor cantidad de nutrientes posible. Así obtendrás un buen balance calórico que te ayudará a tener un déficit calórico y así perder kilos. Como dijo la nutricionista Mayra García “es posible comer sano y rico al mismo tiempo, siempre y cuando realicemos actividad física de forma habitual y mantengamos una alimentación equilibrada”.

¿Hemos resuelto alguna de tus dudas? ¿Has intentado muchas dietas? Comenta cuales y deja tu opinión.

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *