diagnostico-diferencial-epoc1

Cómo detectar la EPOC

Como hemos dicho ya en alguna ocasión, uno de los principales problemas clínicos de la EPOC es el diagnóstico, de hecho muchas de las personas que la padecen lo desconocen.

Hace unos días os dimos un test de la GOLD (Iniciativa Global por la EPOC) según el cuál podíais saber vuestras posibilidades de tener la enfermedad, hoy vamos a ir un poco más allá y vamos a hablar de los síntomas principales que se suelen dar en los pacientes de esta patología, recuerda siempre que todo lo que te decimos en ¿Cómo cuidarse? es indicativo, y que es tu médico el que con las pruebas adecuadas tiene que valorar si padeces una u otra enfermedad, nosotros sólo tratamos de que tengas la máxima información posible.

Los síntomás más frecuentes de la EPOC son:

  • dificultad para respirar, ya que se trata de una enfermedad obstructiva de las vías respiratorias. Las personas que la padecen tienen dificultadas para respirar incluso realizando un esfuerzo mínimo, no es necesario que se vea provocado por un exceso de ejercicio o situaciones de estrés
  • tos crónica, los pacientes suelen tener tos de forma repetida y de difícil solución, que puede ser productora de moco o no
  • en muchos casos esa tos se ve acompañada de carraspeo frecuente debido a incomodidad respiratoria
  • por último se suele notar dolor o opresión en el pecho dependiendo de grado de enfermedad

En cualquier caso, los síntomas aparecen de forma progresiva, siendo el primero en las fases iniciales la tos. De hecho al tratarse de un síntoma inespecífico, muchos de los afectado suelen creer que la tos leve es normal, debido a su hábito tabáquico o a la edad, sin embargo, tener en cuenta esta tos y hablar con el médico en cuanto aparezca de forma persistente, sobre todo si tenemos factores de riesgo asociados como consumo de tabaco o una edad superior a los 40 años, es una ventaja a la hora de tratar la enfemedad. Recuerda que cuanto antes se empiece a tratar la enfermedad, menos dañado se verá el tejido respiratorio.

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *