captura-de-pantalla-2015-10-16-a-las-11-44-371

Cómo comer bien

El punto de inicio de tu actividad física diaria debe estar en una alimentación correcta, te explicamos por qué y qué debes comer para así mantenerte en forma y saludable.

La nutrición es uno de los dos pilares que sostienen el término “en forma” y el cual muchos deportistas dejan de lado. La falta de una buena alimentación está detrás de muchas de las lesiones y los fracasos deportivos en los deportistas amateur.

Una buena alimentación previa a la actividad física será un buen combustible, y evidentemente, no es necesaria la misma cantidad de “combustible” en una carrera de 3 kilómetros que en un maratón. Debes saber que si usas grasas como combustible, tu rendimiento será menor en distancias “cortas” (5 a 10 km) a menos que desarrolles un entrenamiento más eficiente en esa zona metabólica.

Como ya hemos mencionado en anteriores artículos, si no has entrenado la zona metabólica en la que reside la grasa para usarla como combustible, y en un maratón no ingieres la cantidad adecuada de carbohidratos, el cuerpo se verá obligado a recurrir a esas grasas almacenadas y el rendimiento bajará, pudiendo provocar una “pájara”o hipoglucemia. Esto se debe a que el deportista no ha entrenado correctamente el “quemar grasas”.

En un recorrido de 5 a 10 km, debes ingerir sólo glucosa, y en el caso de los 10, sería recomendable una bebida con altos niveles de glucosa. Ahora pasamos al media maratón, dónde ya se compagina el consumo de grasas y el de carbohidratos, en concreto geles, plátano y miel. En un maratón ya completo, el consumo de ácidos grasos debe superar con creces el de carbohidratos, pero sin dejar de lado éste último. Y ya cuando superas la distancia de un maratón, el consumo de grasas debe ser obligatorio, aunque el consumo de carbohidratos debe estar presente en barritas energéticas, frutos secos en pequeñas cantidades, pastelitos de arroz, atún, etc.

Aprovechamos el tema de este artículo y pasaremos a explicarte que alimentos son buenos para tu post-deporte. Dividiremos este menú en: primer plato, segundo plato y postres.

En el primer plato te recomendamos platos que contengan muchos hidratos de carbono, como pasta con tomate, ensalada de pasta, arroz en todas sus variantes, puré de patatas, etc. Como has podido observar, los primeros platos tienen una gran base de hidratos de carbono, ya que estos aportan gran cantidad de energía y la almacenan mejor que otros combustibles.

En el segundo plato te recomendamos pescados blancos y carnes blancas, que podría ser platos de merluza, lenguado, pollo o pavo.

Y como último, viene lo favorito de muchos, el postre. Como es obvio, recomendamos la macedonia de frutas, el yogur desnatado con miel, plátano, etc. Has podido observar que los postres tienen una tendencia muy dulce, ya que el azúcar te ayuda a reponer fuerzas.

¿Se parece tu alimentación previa a la que te exponemos aquí? ¿Y a la que te ponemos para después del deporte? ¿Tienes alguna sugerencia extra? Coméntalo.

 

Comentarios

No hay comentarios.

¡Coméntalo!

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *