espumadepoliuretano

Cómo aislar el marco de una puerta

Llega el invierno, y a quien no le han realizado un trabajo bien hecho en su hogar, se está acordando. Un mal aislamiento puede derivar en un invierno demasiado frío y un verano demasiado caluroso, por no hablar el coste extra en climatización y las posibles roturas de las bombas y demás accesorios de la climatización/calefacción al dar un uso más intensivo a los aparatos. Para ahorrarnos unos grados en la climatización o aire acondicionado de nuestro hogar, vamos a ver cómo aislar las puertas nosotros mismos, pues es un brico de lo más fácil.

Lo que haremos, básicamente es sellar los marcos con espuma de poliuterano y asegurarnos de que no quede espacio por debajo de la puerta. De esta forma, aunque contribuiremos a evitar el paso de la calor, evitaremos sobre todo que el frío entre.

Aislar una puerta con espuma de poliuterano

  1. El primer paso es retirar los marcos de la puerta. Será fácil si estamos en obra o reforma. No obstante, si los queremos guardar para reaprovechar y volver a poner, tendremos que hacerlo con mucho cuidado ya que están bien pegados.
  2. Una vez pegados, con la ayuda de una picoleta tendremos que retirar muy bien todo el sobrante que hay alrededor del marco interior (el de madera gruesa).
  3. Ahora, con un bote de espuma de poliuterano (+ info sobre el poliuterano) y un buen aplicador debemos ir rellenando bien todo lo que rodea el marco interior de la puerta. Debemos echar sin miedo, pues aunque el volumen del poliuterano crecerá después podremos retirar el resto.
  4. Al día siguiente, una vez que la espuma haya secado adecuadamente, debemos retirar el exceso con ayuda de un cúter. Se debe cortar de forma plana y a ras de la pared.
  5. El último paso es volver a encolar y poner los marcos, y disfrutar de un invierno a temperatura agradable.

Fuente: Jaimeanglada.com

 

 

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *